ESTAR VIVA ES SEXY (vol.II)

DSC_0972-11

Es hora de volver al ataque (la verdad es que yo nunca me bato en retirada, eso es un lujo que no me puedo permitir) esta semana es el día mundial de los ostomizados, palabra que me acaba de salir subrayada en rojo mientras estoy escribiendo, el blog me está dando la razón: el mundo no sabe prácticamente nada de las personas que tenemos que llevar una bolsa de ileostomía (anda, otra palabra subrayada en rojo) o de colostomía (correcto, esta palabra también me la ha subrayado).

¿Entendéis ahora lo que os quiero decir? No podemos dejar de dar el “coñazo” (esta palabra también me sale subrayada pero creo que no necesita traducción) con nuestra reivindicación: queremos que se sepa que existen personas que necesitan una bolsa para vivir, que estas personas tienen unas necesidades distintas a las demás y con un poco de comprensión y tolerancia nos sentiríamos mucho mejor.

Hace un año escribí la primera parte de Estar viva es sexy , en ese post hablé de lo que es una ostomía y expliqué un problema que había tenido recientemente por llevar una bolsa. Decía abiertamente que ser una superviviente me parece ser sexy, agarrarse a la vida con uñas y dientes merecería una medalla y no una bolsa, pero oigan, esto es lo que hay.

Este año he querido homenajear a Marilyn en su última sesión de fotos. Estas fotos siempre me han llamado la atención, no porque fueran las últimas fotos antes de morir, sino porque en algunas de ellas se le ve una cicatriz bastante honda en el estomago. Dicen que estaba nerviosa por mostrarla, pero yo creo que eso la convirtió en una persona real, y siguió siendo una mujer sexy pero a la vez imperfecta. Bendita imperfección.

Es cierto que últimamente veo a muchas mujeres mostrando sus bolsas y cicatrices en redes sociales, ¿si las demás mujeres pueden subir una foto en bikini porque las demás no deberíamos? Es un tremendo ejemplo de superación y de aceptación de nuestro cuerpo: si yo me veo estupenda ¿por qué los demás no deberían de verme así?

Es posible que haya algunos hombres que también compartan sus fotos con la bolsa, pero he visto pocas, básicamente las he encontrado de mujeres, y muchas. ¿Eso puede significar algo? Se me ocurren dos opciones: o que las mujeres somos más atrevidas, o que las mujeres tenemos más problemas a la hora de aceptar nuestros cuerpos y por eso subimos estas fotos, para que las demás tiren los complejos al cubo de la basura. Si llevas bolsa no te preocupes, somos unas cuantas y no nos avergonzamos. Y si eres una mujer sin bolsa espero que al vernos te llegue el siguiente mensaje: ¿te sientes incómoda por qué crees que pesas unos kilos de más?, ¿tienes estrías y te tapas en la playa para que los demás no lo vean? si nosotras no tenemos manías tu tampoco! Vivan las mujeres y vivan nuestras “imperfecciones”. (Y voy a aprovechar para decir otro VIVAN, en este caso va para los pezones femeninos. No se si os habréis fijado, hay gente que es lo primero que ve al ver la foto principal, porque la gente es así, la tela que me cubre es trasparente y deja entrever la bolsa y también un pezón, un pezón femenino que suele censurarse en redes sociales porque todo el mundo sabe que si ves un pezón femenino puedes quedarte ciego. Con los masculinos eso no pasa, qué cosa más curiosa, por no decir más asquerosa).

Que cada vez haya más personas que se sientan con humor (el humor es básico en situaciones trágicas y desesperantes) y con valentía (tener un par de cojones, de tacones o de ovarios es otro punto a tener en cuenta) de mostrarse al mundo tal y como son es una enorme alegría, pero no debemos/podemos abandonar la lucha para “normalizar” (que palabra más odiosa!!!) nuestra situación.

Larga vida llena de paciencia para los ostomizados, sí, es una putada tener que vivir así, sí, es una putada sentirse incomprendido y solo, pero por suerte o por desgracia no lo estamos y si hemos podido aprender a vivir con una bolsa aprenderemos a convivir con ella. Estamos vivos, y eso es lo que realmente importa.

Sexy, sexy, sexy.

Anuncios

Un verano de octubre

verano en octubre

No es necesario decir que NO todos los veranos son iguales, algunos son más cálidos, otros lluviosos y otros te toca ser el pringado que trabaja todo el mes de agosto y tiene que disfrutar del verano a través de las fotos de las maravillosas vacaciones que sus conocidos van colgando en las redes sociales.

Veréis, con o sin redes sociales siempre ha sido una mierda quedarse en la ciudad durante el verano cuando lo estás haciendo contra tu voluntad. Sabes que los demás están de vacaciones, que aunque no lo veas lo sabes y eso ya jode por si mismo.

La historia que os voy a contar no empieza en una oficina normal y corriente en plena ola de calor, más bien empieza en la habitación de un hospital , pero saldremos rápidamente de ese escenario para hablar de lo que pasó después, lo que pasó ese día de verano que tan solo duró unas pocas horas pero que sirvieron para aliviar mis ansias de un verano no gozado, pues ese día contó con todos los elementos que crean la magia de esta estación: una playa, un helado y amigos.

Han habido muchos veranos que han llegado y se han ido estando yo en el hospital. Digamos que tampoco me importaba mucho, estaba “ocupada” en recuperarme, lo que llevo haciendo casi toda mi vida. Pero ese verano había sido distinto, no había ni podido enterarme de a donde iban mis amigos de vacaciones, ni me di cuenta de que no estaban los médicos de siempre y los pasillos habían sido invadidos por personal de sustitución. No, no me podia dar cuenta de nada porque estaba en coma, y ese año el verano pasó más que nunca en un cerrar y abrir de ojos. Primero los cerré y luego al abrirlos todo había pasado, lo malo e incluso otro verano.

La primera semana de octubre ya estaba en casa, aún hacía calor, mi cuerpo tenía forma de palo de escoba y lo mantenía todo el día tumbado en el sofá conectado a una máquina que me alimentaba por vena ya que no podía comer nada por boca.

Llegó la hora de la desconexión, las pocas horas que podía separarme de mi máquina e ir a dar un paseo, y ahí estaba esperándome mi carroza roja que me llevaría a la playa, a mi primer y último día de verano:

mis amigas Nina, Myriam y Carolina me metieron en un descapotable rojo (como en las películas, apostamos por un gran comienzo) fuimos a la playa y allí me esperaba el mar, parecía decirme que él siempre estaría allí, dándome verano incluso fuera de temporada, el nunca estaba fuera de servicio, él siempre me mojaría los pies cuando se lo pidiera. Y lo hizo, me mojó los pies y algo más… sí, las bragas, que mal suena y que real es…. no podía mojarme más! pues llevaba un cateter en la clavícula, y era por eso que no llevaba bikini, pero quien quiere bikini cuando puede jugar con la arena?

disfrutamos como niñas jugando con la arena, escribiendo nuestros nombres y borrándolos.

El chiringuito que hasta hacía pocas semanas había dado de beber a todos los sedientos veraneantes ya estaba en horas bajas, en sus últimas, latía como un moribundo pero aun así nos acercamos. Quieres un helado?

Un helado? Lo lamí, aparté la lengua asustada, por el frío, por hacer algo prohibido, desde hacía unos meses mi lengua no había probado ningún sabor, estaba castigada, como su dueña.

Volvimos a casa y dejé un caminito de arena detrás de mi. Esos granitos que se vinieron conmigo me recordaron que ese verano que acaba de empezar también acababa de terminar.

Pd: os dejo con el post que explica lo que sucedió antes de abrir los ojos: Y se acordó de abrir los ojos.

 

Espectador VS protagonista

espectador1

La luz del sol cada día se funde antes, ¿alguien no ha pagado la factura? o puede que hayan saltado los plomos, lo típico que suele pasar durante estos días de calor sofocante cuando todo hijo de vecino enciende el aire condicionado para simular un pequeño Polo Norte en su hogar y la electricidad se va a tomar viento.

También podría ser que esto no vaya de morosos ni de sobrecarga en el circuito eléctrico donde está enchufado nuestro sol, quizás esto sea un tema de contratos: pues al verano ya se le está acabando el suyo. Es lo que pasa cuando firmas contratos temporales…

¿Y eso va a influir en nuestras vidas? Sí, pero para bien… si el sol ha decidido descansar, ha llegado el momento de encender los focos, los más potentes que encontremos, los que puedan iluminar todo aquello que tenga importancia a nuestro alrededor. Así es como llevan décadas haciéndolo las grandes producciones de Hollywood, la luz natural está sobrevalorada, el foco va allá donde tu vayas y no se deja tapar por nubarrones malintencionados. Llegó el momento, preparen la claqueta, enfoquen mi mejor perfil (si es que tengo alguno bueno) y… ACCIÓN!!!

Damas y caballeros, bienvenidos al estreno de esta nueva temporada de la serie de vuestras vidas, no, seguramente Netflix no nos comprará los derechos y es posible que todo lo que nos suceda no salga en la gran pantalla, pero no hay excusa para no esforzarse en el guión, para no buscar escenas de humor, de amor, de éxitos excitantes… y sí, es posible que se nos cuele alguna que otra escena dramática que dará un giro inesperado a nuestra trama (por favor, intentad que el drama no sea el tema principal de nuestra serie, no queremos protagonizar un culebrón de bajo coste lleno de celos, traición, gritos y peinados horrendos).

¿Que esto de ser el prota no os convence? A ver, es cierto que el protagonista muchas veces suele cagarla con mayúsculas, que toma decisiones equivocadas y que no pasa nada desapercibido cuando hace el ridículo… Pero también tenéis la opción de quedaros comiendo palomitas en el sofá con la batamanta, y ser un mero espectador que observa la vida de los demás y la critica como si él puedira hacerlo mejor. Demuéstralo pues, desde casa es difícil fastidiarla, sigues el guión que alguien escribió para ti al pie de la letra y eres un gran figurante. Una preciosa marioneta que que jamás se caerá porque siempre estará sujeta por unas cuerdas… pero esas cuerdas tampoco la dejarán llegar lejos. ¿Y si tomamos las riendas de todo e intentamos hacer una superproducción con lo que tenemos al abasto? Créete una estrella, tu eres el maldito protagonista, que no te venga la Marilyn de turno y te convierta en un segundón. Ah no.

Arriba el telón, el show está a punto de comenzar. Hazlo. No le des más vueltas, actúa, es tu serie y tu decides como será el fin de temporada. ¿Apostarás por un final feliz o tenemos que irnos a comprar kleenex?

¿Y tú que harás, representarás el papel de tu vida como si todo te fuera en ello o te quedarás embobado delante de una pantalla esperando a que los demás llenen tus días?

espectadpr2

No se admiten preocupaciones

no se admiten preocupaciones

Después de estar unas semanas escuchando quejas y más quejas de personas de mi alrededor (y de mi misma) he decidido acabar la temporada escribiendo este post, se que no he estado muy activa perooooo es posible que a partir de septiembre vuelva a darle marcha a este gramo de locura que a veces parece que sea un quilo (cosa que me chifla, y nunca mejor dicho…)

Imaginaros por un momento (sé que se os da bien imaginar, a todos los que leen se les da de maravilla) que al llegar a vuestro destino de vacaciones (sí no os vais de vacaciones supondremos que vuestro destino es el sofá, estupendísimo lugar donde no hay largas colas para ver nada, ni niños que al correr te llenan de arena los pensamientos, ni tampoco precios desorbitados que os recuerdan una vez más que todavía no sois millonarios) hubiera un cartel enorme en el que pusiera: NO SE ADMITEN PREOCUPACIONES.

Las ordenes siempre han estado para desobedecerlas, pero realmente os apetecería llevarle la contraria a este cartel?

Pensaréis que ojalá eso fuera posible, ojalá al hacer las maletas no se colaran entre los bañadores y la crema solar esas malditas preocupaciones que nos persiguen pidiendo una solución. Pero, y si logramos dejarlas en casa, al volver estarán esperando en el felpudo? Eso os pasa por comprar felpudos de diseño, que manía con comprar felpudos bonitos, si al fin y al cabo son para dejar allí la mierda de los zapatos (sería genial poder dejar allí la mierda que estorba en nuestra cabeza), si esos felpudos fueran horrendos y desagradables seguro que ni lo malo querría quedarse allí…

Pero volviendo al lío y dejando de lado vuestros felpudos, no creéis que es una malísima idea pagar exceso de equipaje por llevaros de vacaciones vuestros malos rollos? Ah, que eso todavía no lo hacen pagar? Bueno, tiempo al tiempo… preparémonos para cuando llegue el momento y pongamos en práctica el irse de vacaciones más feliz que una perdiz o por lo menos sin amarguras.

Si vuestras preocupaciones eran realmente serias, a la vuelta, os las encontraréis saludando con las manitas, si no lo eran habrán muerto achicharradas por este divino calor.

Y qué hacemos con las malparidas que siguen vivitas y coleando con muchas ganas de jodernos de nuevo? Pues seguir conviviendo con ellas, haciéndoles muy poquito caso, que luego se creen importantes y se crecen… Intentemos ignorarlas con elegancia, solucionando esos tormentos con optimismo, fijándonos más que nunca en lo bueno que nos rodea y si ese problemón no nos deja ni a sol ni sombre mirémoslo de frente y analicémoslo a fondo hasta encontrar su parte buena, porque TODO tiene su parte buena.

Así que señores, déjenme terminar este post con mi manifesto a favor de prohibir las preocupaciones durante las vacaciones.

Estimados lectores,

en este blog no admitimos preocupaciones, ni en verano ni en ninguna otra estación. Sin embargo, se hace saber, que será bienvenido todo aquel que entre en este blog con una preocupación buscando la manera de dejarla en ridículo, disecarla, fulminarla o enterrarla.

En este blog estamos a favor de fomentar la lectura, si os fijáis en este post he subrayado una de las ventajas que tenemos los lectores sobre el resto de los mortales: la imaginación. Pues tanto la imaginación o el poder del conocimiento y el de escapar de la molesta realidad nos hacen más fuertes a la hora de plantarle cara a las putaditas (ojalá fueran siempre un diminutivo) y tirar adelante, o al lado o al monte o donde nos de la gana, más ligeros, más felices, más locos, más hambrientos de cosas buenas que estarán por llegar.

FELIZ VERANO estéis donde estéis, vayáis donde vayáis matad preocupaciones y haceros más fuertes!

Tanit

10 de mayo: “Farrándula, el postureo” y el Clínic

dr gual2

Se acerca la fecha y es mi deber y obligación hablaros sobre este evento tan especial que llevo tiempo preparando y para el que, como siempre, he liado a unas cuantas personas para hacerlo inolvidable!

El jueves 10 de mayo a las 19:30h tendrá lugar en la Sala B de Barcelona (Calle Muntaner 246) el evento benéfico #SINFILTRO que recaudará fondos para la Unidad de Conductas Adictivas del Hospital Clínic de Barcelona y se presentará mi último libro “Farrándula, el postureo” (1 euro de cada ejemplar también irá destinado al Clínic).

La noche empezará con la música de Rati (@ratimusic), seguirá con la presentación del libro, con el parlamento del Dr. Gual (de la Unidad de Conductas Adictivas), representaremos una escena del libro con todos los asistentes, los DJ Lucas Larrahona y Marcel BS (@lunedicostabrava) nos acompañarán para acabar la noche y se repartirán muchos regalos durante el sorteo que tenemos preparado!

Las entradas se comprarán el mismo día en la taquilla de Sala B, los libros se podrán adquirir durante la presentación y firmaré y dedicaré ejemplares.

Es posible que algunos os preguntéis el porqué de la donación para esta Unidad del Clínic, en mi libro hay varios personajes que son víctimas del postuero, del aparentar, de fingir una eterna felicidad que no existe, para quedar bien, por el qué dirán… y finalmente encuentran “consuelo”, una vía de escape, en el mundo de la noche, del alcohol y las drogas. Esta enfermedad, porque aunque algunos no lo quieran admitir es una enfermedad y tiene tratamiento, es más común de lo que creemos pero por miedo al rechazo social se esconde y no se acepta. He creído necesario hablar de este tema, en clave de ficción, en una novela rápida, divertida y despiadada para que dejemos de “normalizar” conductas que pueden acabar destruyéndonos y no haciéndonos mejores como algunos pueden llegar a creer.

#SINFILTRO

Problemas que se esconden detrás de un filtro.

  • En Farrándula, el postureo se habla sin filtros, este libro defiende la autenticidad de las personas y critica la necesidad de aparentar.
  • El postureo abusa de los filtros, maquilla las fotos, las palabras y la forma de ser de todos los que caen en sus redes.
  • Las personas con problemas de adicción viven sin filtros. El objetivo de este evento es conseguir recursos para que se puedan seguir investigando nuevos tratamientos.

Dicho esto, os espero a todos en Sala B, será una gran noche, os doy mi palabra!

Gracias mil a todos por hacerlo posible y apoyarme en todas mis “locuras” llenas de buena intención,

Tanit.

Colaboradores evento #SINFILTRO: Kiwi+Pomelo, Thinking Mu, Alessandro Simoni, Año Sabático (@a.sabatico),  Cansaladeria Guitart, Maat Bijoux, Bultaco, 11 degrees (@11_degreesbcnshop), Villa Madrina, SportsConnect, Raro Handmade (@raro_handmade)

dr gual

Cartel diseñado por Alicia GR @gr.alicia

Farrándula, el postureo

ideaportada

Ilustración de Jordi Labanda, fuente de inspiración para Farrándula, el postureo.

Llegó la hora de hablar de mentiras, de rumores, de apariencias, de blogueras, de traición, de tentaciones, de amistad, de amor, de dolor, de locura; llegó la hora de hablar de mi nueva novela Farrándula, el postureo.

Tenía ganas de escribir un libro criticando en clave de humor, ya sabéis que es mi manera de enfocar las cosas en esta vida, de un mundo demasiado puesto, que atrae a personas como la luz a las polillas y que puede resultar tóxico y no lo digo solamente por la de litros de laca que puede usar más de una. Tenía ganas de hablar de otro tema que no fuera mi enfermedad, pero que conste que no he dejado de lado mis ganas de sacar a la luz historias rompedoras y de ayudar a dar visibilidad a problemas que pueden quedar escondidos detrás de una apariencia física: 1 euro de cada ejemplar será donado a la Unidad de Conductas Adictivas del Hospital Clínic de Barcelona.

Llegó el momento de abrir los ojos y de actuar, y por qué no, también de disfrutar con esta novela publicada por la editorial Caligrama de Penguin Random House.

Una novela rápida, despiadada y divertida, según los editores de Penguin Random House “Farrándula es una novela ágil y divertida, con despiadados destellos de humor. La autora ejerce una mordaz crítica social y retrata con mirada clínica un mundo de personajes encerrados en una burbuja que rara vez se roza con la realidad.”

Antes de despedirme, llena de ilusión por esta nueva aventura literaria (y más que contenta porque hoy hace 4 años que me hicieron el trasplante de células madre y decidí aprovechar esta segunda oportunidad que me daba la vida escribiendo) os dejo con la sinopsis de la novela y os informo que estaré firmando libros por Sant Jordi en la parada de Caligrama, que muy pronto habrá evento benéfico y presentación del libro y que cuando tenga el link para la compra online lo adjuntaré. De momento habrá que esperar tan solo unos días! GRACIAS POR TODO!!!

El postureo del que tanto oímos hablar es el claro protagonista de esta novela de ficción, ¿y quién mejor que la blogger de moda para introducirnos en estas historias llenas de morbo y traición? Bibi Dalmau nos invita a entrar en un mundo lleno de mentiras, de hecho ella misma es la primera en engañar tanto a sus seguidores como a si misma.

Veneno mezclado con champagne rosé, personajes fuera de lo común (aunque con un gran toque de realidad), sed de traición, ansias de protagonismo, glamour y decadencia, la calle Tuset, la Costa Brava, noches madrileñas y ganas de saberlo todo: ¡cuidado con Farrándula, pues puede crear adicción!

Farrándula. portada..png

Portada Farrándula, el postureo

El Clínic recibe la donación de “A veces puta y otras maravillosa”

donació

Quiero empezar este post dando las GRACIAS a todas las personas que habéis hecho posible esta donación; un euro de cada ejemplar de mi primer libro A VECES PUTA Y OTRAS MARAVILLOSA iba y va destinado al Hospital Clínic de Barcelona, más concretamente, a la investigación de nuevos tratamientos para las Enfermedades Infamatorias Intestinales, y gracias a vuestras aportaciones económicas muchos enfermos podrán tener una mejor calidad de vida. Nos hacéis felices!!!

En un post titulado 1 EURO PARA LA INVESTIGACIÓN conté como le comuniqué al Dr. Panés mi idea de publicar un libro hablando de mi vida con mi “querido” Crohn y la intención de donar 1 euro de cada ejemplar para que pudieran seguir investigando maneras de acabar con estas malditas enfermedades.

Pues bien, de ese momento ya hace 2 años y ha llegado el día en el que he vuelto a quedar con el Dr. Panés para entregarle lo que le prometí y contarle mis últimas ideas de asalto al mundo…

Sí, A veces puta y otras maravillosa cumple 2 añazos de su publicación y ya sabéis que las celebraciones me pierden, y esta vez no iba a ser diferente. En un aniversario suelen haber regalos, ¿verdad? pues en este también, concretamente dos (dos años, dos regalos, toma)

PRIMER REGALO: entregarle al Clínic los beneficios recaudados hasta la fecha de las ventas del libro y de la presentación del libro en Luz de Gas donde se hizo una donación en la entrada para el hospital. El total son: 2298 euros para la investigación.

SEGUNDO REGALO: la publicación en Amazon del libro en inglés!!! Sí, A veces puta y otras maravillosa tendrá una edición en inglés titulada A bitch at times but also wonderful. No os puedo decir la fecha exacta, pero lo más seguro es que durante este mes de marzo esté disponible en formato digital y en papel. Seréis debidamente informados, no sufráis!!! Júlia Soler ha sido la gran traductora de esta obra maestra de la literatura (poca broma, que han habido algunas frasecitas de las mías complicadas de traducir… como el título…) Y esta versión también tendrá su parte benéfica para el Clínic, como tiene que ser!

Hasta aquí los regalos del 2o aniversario de mi primer libro. Seguiremos dándolo a conocer aquí y hasta en la luna si en necesario, para que quien tenga la enfermedad sepa que no está solo y para los que no la tengan, sepan lo que es… para que se siga aprendiendo y recaudando, animando y concienciando…

gracias mil veces más,

sus quiero

Pd: os dejo con el último mensaje que he recibido hablándome del libro, es tan… mejor que lo leáis vosotros:

“La colitis de mi hija no se deja calmar y las posibilidades de medicación se han terminado, nos está sobrevolando la cirugía. Y quería decirte que en estos momentos pensar en ti me da la seguridad de que mi hija será feliz. Tu libro y tu energía ayuda a muchos de nosotros. Que siempre desprendas esa maravillosa luz. Un abrazo.”