El descanso del guerrero

post 45

¿Y de qué va a ir el blog? Pregunté con cara de poco convencida a Irene y a Belén, las que me acababan de aconsejar que escribiera un blog.

– Pues de tus cosas Tanit, de tu vida y de como la vives.- Dijeron como si fuera lo más normal.

– Ah.- Respondí sin verlo nada claro.

Y así fue el comienzo de la primera temporada de ungramodelocura.com, a veces pienso que me equivoqué con el nombre y que debía de haberlo llamado celebrandolalocura.com porque me he dado cuenta que es a lo que me dedico básicamente…

Muchos me conocisteis hace un año, en septiembre de 2014, cuando me presenté y conté la historia de mis peluquitas, la parte divertida de la quimio, o por lo menos yo me obligaba a verlo así para poder seguir adelante. Sabía que estaba a punto de empezar lo que suelen llamar el descanso del guerrero, cosa que me resultó más complicada de asumir que todas las torturas que había vivido hasta entonces.

https://ungramodelocura.com/2014/09/01/con-peluquitas-y-a-lo-loco/

Cuando has sido esclavo de una enfermedad cuesta aprender a retomar el rumbo de tu vida. ¿Qué vida? ¿Yo tenía de eso? La pobre estaba arrinconada sin atreverse a alzar la voz…

Ahora nos estamos conociendo, me refiero a la parte maja, a la cabrona ya la tenía muy vista…

Y ha sido cuando me he dado cuenta de que el descanso del guerrero es una mierda. ¿Quién necesita paz en su vida para poder pensar? ¿Para qué? ¿Para ver lo que va mal en ella o le que le falta? Ha sido ahora cuando me he dado cuenta de todo lo que me ha robado el puto Crohn, y sin él ¿qué soy? Si, alguien que no está enfermo pero que está perdido.

No se como actuar, no se hacia donde tirar. Paciencia has de tener, acabas de aterrizar en el mundo real. Yo no se como funciona este mundo, yo siempre he sido carne de hospital. No diré que lo echo de menos, para nada, pero esa era mi profesión, luchadora sin rendición. ¿Y ahora que?

 

En mi primera entrada de la segunda temporada no me despido de nada ni de nadie, ni adiós peluquitas ni adiós pajarito sin cola. Prefiero dar la bienvenida a un nueva era llena de sorpresas y buenas nuevas ( las malas ya saben donde pueden irse…)

No era mentira cuando dijeron que el tiempo pone cada cosa en su lugar.

Deseo que hayáis pasado unas buenas vacaciones, y os diré también que os he echado de menos, sois un buen timón donde agarrarse.

 

Anuncios