Amores de otoño

IMG_1099 (2)
Cuando llega septiembre solemos dar el verano por finalizado, siempre hay los optimistas que te hablan del veranillo de San Miguel, pero cuando el calendario anuncia que ha llegado el otoño no nos queda más remedio que aterrizar, derramar una lagrimita por cualquier tiempo pasado que fue mejor y empezar a sacar los abrigos del armario.

Parece mentira que el hecho de recordar el verano nos impulse a aguantar el resto de año, pero qué es lo que la hace realmente maravillosa a esta estación?

Correcto: los amores de verano.

Y es que en verano es mas fácil ligar o enamorarse. ¿Por que? Supongo que el hecho de enseñar más carne y poderse ahogar en la playa para que te rescate el socorrista, ayuda… Aunque mi salvador se acabó percatando del montaje, es posible que al ver que mi madre nos estaba haciendo fotos para el blog, no ayudó en absoluto a poder empezar un romance veraniego con semejante maromo. Siempre estoy a tiempo de volver a cantar dentro del agua mientras voy tragando agua salada : “Sálvameee, ven nadando a mi! Sálvame, soy un naufragooo, por favor sálvameee”, el año que viene en otra playa.

Y dicho esto es cuando empiezo mi reivindicación por los amores de otoño.

¿Por que las aventuras del resto del año solo pueden ser catalogadas como rolletes y en verano pueden ser amores? ¿Qué tiene el otoño que nos hace menos enamoradizos? Es verdad que ya apenas conservamos un bonito bronceado, que puede que estemos resfriados y estemos todo el día sorbiendo mocos, pero en el fondo seguimos siendo los mismos!

Yo quiero un amor de otoño, o dos, o tres. Da igual la duración, puede incluso durar dos segundos, lo que dura el cruce de miradas con un desconocido en el autobús, aunque luego nos enteremos que era bizco y no nos estaba mirando a nosotros, no importa, tú te has venido arriba por un momento, te has sentido deseado, y te has imaginando casado con esa persona y teniendo un montón de retoños que corretearán por el jardín de vuestra casita unifamiliar. Y eso es lo que realmente importa!

Bueno, tampoco quiero mentir tan descaradamente… Importa que los dos sepáis que hay algo, sino será complicado darse besos sin que no te denuncien por acosador.

Antes de que salgáis todos corriendo por la puerta en busca de vuestro amor otoñal, quiero darle las gracias a Joan Marc por hacerme de Mitch Bucanan (aunque tú eres mejor profesional), y avisaros que el post del lunes que viene (que será el post número 50!!!) llegará con sorpresa…

¡Feliz semana!


IMG_1102

Anuncios

Calendario Crohn y Colitis Ulcerosa 2016

image1Ia y Laura lo han vuelto a hacer. Las componentes de Miss Bowel, presentaron, el pasado sábado, el nuevo calendario de Crohn y Colitis Ulcerosa, cuyos beneficios obtenidos irán destinados a la Unidad de Enfermedad Inflamatoria Intestinal del Hospital Germans Trias i Pujol.

¿Y exactamente quién es Miss Bowel? Ellas se presentan así en el calendario: “Somos Ia y Laura y soñamos con hacer cosas que tengan sentido y aporten un sentido a los demás. Hace un año que nos juntamos para fundar Miss Bowel, creamos diseños para personas ostomizadas y aportamos nuestro granito de arena a las Enfermedades Inflamatorias Intestinales recaudando fondos para promover su investigación. Así surgió este Calendario.”

Los sueños, los que nos impulsan a seguir adelante, los que nos impiden que nos rindamos, nuestro motor. 12 sueños de 12 enfermos con EII son los protagonistas de este emotivo calendario, 12 sueños que se harán realidad gracias a la fuerza que los caracteriza después de luchar día a día contra estas enfermedades.

Cada mes una historia distinta pero muy unida a las demás se nos abre ante nosotros, vayamos pues en orden cronológico: empezamos el 2016 con Irene que sueña con susurrar a su caballo Naco, quien tan buenos momentos le regala; Nacho, un niño que te conquista al segundo de ver su fotografía, sabe que vencerá la colitis con sus superpoderes; Yasmina sueña con la danza del vientre, ya que el baile la inunda de paz y felicidad; Toni, que es aficionado al ajedrez sueña con dar jaque mate al Crohn; en el mes de mayo aparece una flor que más de una vez ha estado marchita, Tanit, o sea yo, digo soñar con un renacer que hace tiempo que toco con los dedos; el verano llega de la mano de los deportistas de ACCU (Asociación de Crohn y Colitis Ulcerosa), Judith, Alex, Leandro, Christine y Raúl, y sueñan con llegar a la met;. Noelia, una mamá que sueña con sirenas que llevan ileostomia; Sarah, otra mamá campeona, que colaboró en una ocasión en este blog, sueña con ver crecer a sus pequeño; septiembre llega con fuerza gracias a Mónica, la chica motera, desea que el Crohn quede tras la estela de su moto; Jose sueña con la preciosa sonrisa de su hijo Aarón; Raúl un bombero con su Colitis Ulcerosa nos demuestra que puede salvar vidas y espera seguir haciéndolo; y diciembre nos trae a Ia y Laura, las que han hecho posible que nuestros sueños se vean reflejados en este calendario.

Pero detrás (o mejor dicho, delante) de cada foto se esconde Sonia Sánchez Cuellar, alguien que también sabe de primera mano qué es vivir con una EII. La fotografía, y sobretodo el autoretrato, la llevan a otra dimensión, que la hace olvidar y crear maravillosas obras. Felicidades una vez más por tu enorme talento y por lo que has conseguido con este calendario. Fue un gustazo posar en la sesión de fotos pero aun más ver el resultado.

La presentación tuvo lugar en el Sasha Bar de Barcelona, y vamos a hacer un poco de “promo” porque es un sitio genial, porque nos dejaron reunirnos a todos allí y porque es de mi amigo Leo! Gracias Leonid!!!

http://sashabar.es/

Fue una tarde especial, una tarde en la que os pude poner cara a muchos de vosotros, de los que me seguís pase lo que pase. Fue un placer, y un honor que me prohibierais abandonar los escritos de este blog. Ni se te pase por la cabeza!!! Muchas gracias a todos, incluso a Ia, por presentarme delante de todo el mundo diciendo “está loca como una cabra”. Razón no te falta!

Podéis adquirir vuestros calendarios en el siguiente enlace:

http://missbowel.com/shop/rincon-solidario/calendario-benefico-crohn-colitis-2016/

Que si, que estamos en septiembre, pero no hay nada mejor que ser previsor y que colaborar con 10 euros para esta BUENÍSIMA causa!!! Así que a comprarlo todos! Para vuestra tia la del pueblo que te da hortalizas del huerto, para vuestro despacho donde tu compañero cada día está más rojo por apretarse tanto la corbata, para el mecánico que te cambia el aceite del coche sin pedírtelo y así te engrosa más la factura, para el vecino que tiene un perro que se hace sus cositas en tu felpudo, para tu padre que siempre se olvida de tu cumpleaños, para esa chica que te guiña el ojito cuando te la cruzas, para el camarero que te invita a la cervecita de media tarde. Para ti!

Y ahora a soñar con el próxima objetivo: salir en el calendario de Pirelli. Vamos!

image3

image2

 

Manual del “Paciente Perfecto”

tubat_tanit_s1_1Muchos de nosotros, tarde o temprano, (mejor que sea tarde por eso) acabamos pasando por las manos de los médicos y de otros profesionales sanitarios.
Cuando esto sucede pasamos de ser personas a pacientes, alguno dirá, bueno, convertirse en paciente no significa dejar de ser una persona. Y aquí es cuando yo discrepo, cuando pierdes tu intimidad al ser inspeccionado por todos los agujeros de tu cuerpo, cuando dependes de una máquina, de un gotero o de un camisón que enseña todas tus vergüenzas… Y cuando dejas de hacer vida normal por prescripción médica, entonces, dejas de ser persona y eres un SANTO paciente.

Hay dos tipos de pacientes, los perfectos, y los imperfectos (o directamente impacientes). Depende de tus actuaciones ser uno u el otro:

-SITUACIÓN: Tienes hora con el médico y ya llevas en la sala de espera (o de desespera) una hora y media.
El Paciente imperfecto se levantará cada diez minutos para pedirle explicaciones a la recepcionista que no tiene la culpa, se quejará en voz alta de que está muy enfermo molestando al resto de pacientes de la sala, que también lo están, llamará con el móvil a su tía de Cuenca, para pasar el rato, y se enterará toda la sala de que el hijo ya tiene novia, de que por la tarde le viene el electricista a casa y de que hace una semana que está estreñido.

El Paciente perfecto llevará consigo un libro, una revista y el iPod, para distraerse, sabe que la puntualidad no va ligada con la sanidad y se lo intentará tomar lo mejor posible, eso sí, preguntar una vez y con educación si tú eres el siguiente está más que permitido.

-SITUACIÓN: El médico te ha pedido unos análisis, estás en la sala de extracciones y no te encuentran la maldita vena.

El Paciente imperfecto se acordará de toda la familia de la enfermera, moverá el brazo cuando lo vuelvan a pinchar y estará de suerte que no le den en el ojo, logrará que la enfermera se ponga histérica y que venga otra a socorrerla con pocas ganas de atender al loco histérico que por real decreto necesita que le hagan ese análisis.

El Paciente perfecto sabrá donde tiene la vena buena y se lo señalará a la enfermera, si a la tercera no ha acertado y ella no se da por vencida pedirás amablemente si puede hacerlo otra.

-SITUACIÓN: El resultado de los análisis ha confirmado lo que el médico se temía. Lo mejor será que te ingresen una semanita en el Hotel Resort and Spa 5 estrellas pensión completa ( o sea el hospital).

El Paciente imperfecto realmente se cree que eso es un hotel y obviamente no entiende como no le han dado un habitación con vistas al mar y jacuzzi en la terraza y en lugar de eso está compartiendo habitación con un señor de 80 años que tiene problemas de próstata y de oído, pone tan alta la tele que todo el pasillo se ha enterado de que Belén Estaban ha vuelto con el “Migue”. Odiará a las enfermeras porque no le dejarán fumar y lo hará de escondidas en el baño rezando para que el detector de humos no se chive. Se ofenderá al probar la comida y comprobar que los de Can Roca no están en las cocinas del hospital.

El Paciente perfecto aprenderá a calcular cada cuanto se acaba la medicación para avisar a la enfermera con tiempo y no tener que volver a soportar el estridente pitido de la máquina. Llevará consigo un pote de sal para “amenizar” la comida que le ofrecen o bien preguntará si es posible que le traigan comida de fuera. Si también le prohíben la sal es posible que haga huelga de hambre a lo Gandhi y que automáticamente se sitúe en la lista de los próximos candidatos para ser canonizado por el Vaticano.

-SITUACIÓN: La enfermedad no ha evolucionado como esperaban, no queda otra que operarte de urgencias.

El Paciente imperfecto llamará incompetentes a los médicos, les culpará de todas sus desgracias, incluso de cuando suspendió ese examen final en primero de carrera, de cuando la Paqui lo dejó por otro más guapo y de que el vecino atropellara a su perro Bobby. Se negará a ponerse el camisón verde-trasparente (última tendencia en todas las pasarelas del mundo). Cuando el camillero vaya a recogerlo y lo lleve a quirófano dirá que se ha mareado y que lo va a denunciar para que le quiten puntos del carnet de coche por exceso de velocidad en los pasillos.

El Paciente perfecto entenderá, aunque no le haga pizca de gracia, que la medicina no es una ciencia exacta y que estás cosas suceden, el cuerpo humano es impredecible y en esta ocasión no ha tolerado como se esperaba la medicación. Pedirá un tranquilizante antes de bajar al quirófano, cuanto antes se pille el “colocón” mejor.

Conclusión, el paciente perfecto no existe, y si existiera, le pasaría por la cabeza comportarse como el paciente imperfecto, porque es inevitable, pero nunca actuaría como tal. Ser paciente nunca será plato de buen gusto, si tienes que ser atendido en un hospital es porque algo no muy bueno está sucediendo, por lo tanto si quieres mejorar no te queda más remedio que hacer tu papel lo mejor posible, para ponerles las cosas fáciles a los demás y sobretodo a ti mismo.

Aunque siempre te quedará el comodín de: MANDARLOS A TODOS A… a la panadería de la esquina.

 

Ni santa ni virgen

image1

El diablo tiene mil caras. Y los Géminis como yo, también, entonces, somos el diablo? Quizás por eso me pusieron un nombre que no es católico, apostólico ni romano, que no tiene santo, vamos (aunque durante el bautizo me tiraron agua bendita y no me pasó nada fuera de lo común, obviando el hecho de que yo estaba durmiendo como un “angelito” y la ducha de agua sagrada me despertó de golpe, pero al ver que había público en la “sala” riéndose de la situación no les quise dar el gusto de llorar así que me hice la loca)
– Por qué todo el mundo tiene dos cumples?- le pregunté cuando tenía 3 años a mi madre.

– Cómo dices?- me respondió ella

– Si, a la gente la felicitan y le hacen regalos dos veces al año y a mi solo una vez!

– Ah! Te refieres al santo.

– El que?

– El santo del nombre, por ejemplo cuando es el día de San Juan, el 24 de junio, lo celebramos con el abuelo y tu padre porque los dos se llaman Juan.

– Y el mío cuando es?

– Tanit, es que tú no tienes santo…

Se me cayó el alma a los pies (porque aunque no fuera digna de tener un nombre con santo, yo tenía Y TENGO alma), como no podía tener santo? Cómo no podía tener otra excusa para pedir regalos?

Vaya mierda pensé, bueno, es posible que con 3 años no pensara exactamente esas palabras, tal vez dije “jolines” en voz baja ya que tampoco se me permitía tan fea palabra.

Entonces mi madre, encontró la solución (cosa que aun sigue haciendo)

– Mira Tanit, sabes que podemos hacer? A partir de ahora celebraremos cada año tu santo el día 8 de septiembre, el día de las vírgenes encontradas, como las Núrias, Corales, Meritxells, Queralts…

– En serio???- dije emocionadísima- ya tengo santo???

Estuve a punto de reclamar todos los regalos atrasados que me debían, esto es lo que mis abogadas mi hubieran aconsejado, pero entonces aun no tenía ninguna pululando a mi alrededor, luego pensé que ese no era un buen comienzo después de que mi madre me hiciera ese gran regalo: un santo. Mamá me ha regalado un santo!!!

Quizás algunos os estaréis preguntando, cosa que suele pasar muy a menudo al oír mi nombre, que de donde proviene Tanit. Y aquí es cuando empiezo echándole la culpa a mi madre por haberme puesto semejante nombre pecaminoso, de una diosa pagana que fue venerada durante siglos por los fenicios, entre otros. Diosa del amor y la fecundidad, sacrificaban niños en su nombre y tuvo hasta un templo en la isla de Ibiza, donde años más tarde los hippies la adoptaron como símbolo propio.

Tengo que decir que he odiado durante muchos años llamarme así, y que unos sudores fríos empezaban a apoderarse de mi cuando alguien me preguntaba como me llamaba. – Taaa qué?- solían responder. Finalmente opté por llamarme María Victoria, sobretodo a las 3 de la mañana en una discoteca con la música a todo volumen, así la vida resultó ser un poco más sencilla..

Nadie llamada Tanit ha logrado llegar a ser Santa, y virgen, puede que haya habido alguna, pero no ha conseguido ningún altar donde colocarse. Por un tiempo pensé en marcarme una gran meta, yo sería la primera Santa Tanit.

A los 6 años empecé a documentarme leyendo historias de santos en la biblioteca del colegio, también hablábamos de sus vidas en clase de religión, y rápidamente cambié de opinión. A los santos los quemaban, los cortaban a rodajas o incluso se los comían los leones. Definitivamente eso no estaba hecho para mi. Quita, quita.

Un día llegando del colegio le comuniqué a mi madre que ya no quería ser santa, que lo sentía mucho si la defraudaba como hija, pero que no estaba dispuesta a recorrer tan duro camino. Mi madre contestó con un escueto “Ah”. Qué poca fe tenía en mi…

Debería de pensar en una meta más a mi alcance, aun no sé porque la idea de ser virgen ni se me pasó por la cabeza, es que ni me lo planteé.

Supuse que hacer el bien, a mi “manera” (como lo hago casi todo, a mi manera), ya serviría para ganarme el cielo aunque tuviera un nombre pagano. Más tarde he llegado a la conclusión que tienes que actuar tal y como uno crea conveniente, y que el bien y el mal es relativo según la persona que lo mide.

El otro día un chico me preguntó si yo era una diablilla. Me estuve riendo un buen rato y le pregunté si pensaba que estábamos dentro de una canción de reguetón.

Todo lo que esté a mi alcance para hacer el bien lo haré, pero no nos olvidemos que las niñas buenas van al cielo y las malas a todas partes. Yo siempre he sido de estar en todas partes…

Por supuesto que he acabado adorando mi nombre, y ya no lo cambiaría por ningún otro, eso si, si alguien no lo pronuncia bien a la primera pasa directamente a mi lista de sacrificios para la Diosa Tanit.

image1 (1) image2