Vendedores de mentiras

superacion

Soy consciente de que vivimos en una realidad donde en muchos ámbitos los followers contabilizan el poder, los likes suben la autoestima o la hieren de bala, y los mantras que repiten algunos de los influencers a los que admiramos se convierten en deseo e incluso obsesión.

Ser el foco de atención de una gran comunidad de seguidores es una gran responsabilidad  y dudo que muchos sean conscientes de ella. No voy a hablar de las bloggers que hablan de accesorios y se pasan la vida en destinos de ensueño, quiero centrarme exclusivamente en aquellos que saben hablar, trasmitir y engañar.

“Si tiene tantos seguidores será porque tiene algo digno que ofrecer, ¿no? pues voy a seguirlo”

Y mi pregunta es: ¿nos importa que lo que nos trasmita sea verdad o mentira?

Me molesta horrores que los charlatanes que no han tenido problemas realmente graves en la vida, por suerte, den lecciones de vida como auténticos superviviente y abanderados de la motivación personal y de lemas muy sobados como “querer es poder”, “los limites te los marcas tu mismo” bla, bla, bla.

Qué si, que como marketing estará muy bien, que en parte tienen razón porque ellos han querido montar un negocio a partir de esa farsa, lo han logrado y por lo tanto han podido; pero por otra parte, ¿te puedes sentir a gusto contigo mismo liderando una filosofía de vida que sabes que es pura invención?

Todos necesitamos agarrarnos a algo, tener fe, creer en alguien, beber de sus palabras y aprender de los demás. Unos prefieren ser guiados, otros nacieron para ser gurús, y algunos optan por aprovecharse de la ocasión…

Es probable que la pura verdad no exista o que sea imposible de reconocer, también creo que gente que merece la pena ser escuchada no sabe comunicarse como otras personas que tienen menos a decir pero tienen el don de atraer.

Pero yo seguiré estando en contra de todos aquellos bloggers que son afortunados por tener una desmesurada cifra de fieles feligreses y solo actúan por su propio interés.

Te harán creer que les importas, que puedes lograr todo lo que te propongas, ellos son tu ejemplo a seguir porque han pasado por el mismo sufrimiento que tú. ¿En serio que necesitamos tanto cuento chino para ser mejores? Ahora no quiero hacer apología del egoísmo puro y duro, evidentemente que es importantísimo dejarnos enriquecer por los demás, pero en serio que con vosotros mismos os bastáis;

Dejad que hablen a las paredes y escuchad a quien realmente merece la pena: ERES TÚ QUIEN TIENE TODAS TUS RESPUESTAS!

A vivir y a disfrutar señores míos.

Os quiere, la del gramo de locura.

Anuncios