Optimismo: ostimismo y floritismo

DSC_0066 copia
Hoy empieza la primavera, sinónimo de belleza y felicidad (y de alergias, para algunos…), pues por fin llegó el momento de poder ver con tus propios ojos todo aquello que has estado sembrando durante meses, ahora tu esfuerzo ha florecido, ahora comprendes que todas aquellas horas de duro trabajo valieron la pena.
Siempre me repito, como si de un mantra se tratara, que no hay que dejar de sembrar, que tarde o temprano alguna de esas semillas dará sus frutos. A veces me lo tengo que repetir más de lo normal, cuesta tener fe cuando no puedes ver esos logros a corto plazo y te desanimas cuando los resultados tardan en llegar.
Intento  no darme por vencida, intento trabajar como una hormiguita (aunque tocando el tema florar quedaría mejor compararme con una abeja obrera, aunque a veces me siento más reina que obrera, no por mi gran tamaño, sino por mis mil horas tumbada en el sofá para poder descansar) y llegar a mis metas pasito a pasito. Primero, porque no tengo fuerza para ir más deprisa, segundo, porque, ¿no dice el refranero español eso de vísteme despacio que tengo prisa?
He querido hacerle este pequeño homenaje a esta estación del año tan especial (estación en la que nací y renací) hablando de la necesidad de sembrar para poder disfrutar de lo que nace, de todo lo que florece.
Y lo mismo pasa con la bolsa (la ostomía), esa bolsa color carne podría ser la tierra que hay que trabajar, a primera vista parece que no pueda aportar nada bueno, incomodidad, una carga pesada, tristeza y rabia. Es un pedazo de tierra y nada más, un pedazo de tierra que con ganas y optimismo puede llenarse de alegría.
Incluso en el lugar más triste puede nacer la belleza.
Si a las cosas se les da la importancia que merecen y el amor que necesitan. pueden pasar cosas maravillosas.
Está claro que no solo en esta época pueden aflorar nuestras mejores intenciones, está claro que cualquier momento es bueno para que eso suceda, pero por favor, no dejéis de sembrar!!! Y los que llevéis bolsa practicad el “ostimismo”: llevar la bolsa con optimismo!!!
Para acabar quiero darle las gracias a Anna y Rubén de Floritismo por ayudarme a elegir las mejores flores para mi bolsita y por no dejar de trabajar, de sembrar y de compartir con todos la belleza de vuestra eterna primavera.
DSC_0104 copia
Anuncios