Celebrando la vida donando vida

2ef174af-bc49-418e-bb4b-7dc31c5add6e

¿Por qué este blog se llama Un Gramo de Locura? Pues será porque su dueña no suele actuar de una forma común. Por lo tanto, tampoco podía celebrar sus 30 primaveras de una forma “normal”, verdad?

El sábado 25 de mayo, día en el que esta flor nació, organicé una celebración cumpleañera en el Banc de Sang del Hospital Clínic de Barcelona. Bueno, la verdad es que yo decidí hacerla y di la brasa a todos mis amigos y seguidores para que fueran a donar sangre, pero la decoración, los globos y la tarta de cumpleaños fueron obra del Banc de Sang. Son las más mejores!!!

Resulta que era el segundo cumpleaños que celebraban ahí, y esperan que más gente que se entere que es posible cumplir años y salvar vidas a la vez, se anime a celebrar su fiesta en la sala de donaciones. En mi caso, decidí hacerlo porque gracias a los donantes  he podido llegar a cumplir los 30 años, y quiero que más personas tengan esta oportunidad.

No es nada fácil encontrar personas que quieran donar, más bien hay que “suplicar” para lograr que gente que no ha donado nunca se animen a hacerlo, y es por eso que quiero agradecerles una y mil veces a los donantes todo el bien que hacen! Cada donación sirve para tres personas que necesiten una transfusión.

Entiendo que si no se ha vivido en carne propia la urgencia de necesitar sangre es más complicado entender la importancia de este gesto, pero la sangre no se puede fabricar, por eso es tan importante que cada vez que se pueda os acerquéis a un banco de sangre.

Hay muchas personas que no son aptas para donar (por ejemplo yo), pero si pesáis más de 50kg, tenéis más de 18 años, hace más de 4 meses que no os tatuáis y no tenéis ninguna enfermedad grave podéis donar!!! Ah, y la excusa de me dan miedo las agujas no vale, a NADIE le gustan las agujas, ni lo hospitales! Pero a veces hay que hacer pequeños sacrificios para contribuir a un bien común.

Os dejo el link de información por si tenéis dudas sobre si podéis donar o no: ¿PUEDO DONAR SANGRE?

Durante el sábado 25 se acercaron muchos amigos a saludar y a felicitarme, algunos de ellos no podían donar sangre, pero vinieron con alguien que sí que podía, como por ejemplo Núria, que vino con su hija Carla y fue su primera donación, o Jessica que “secuestró” a su pareja ;). Mi amiga Nina no podía donar sangre, pero se hizo un análisis para poder ser donante de médula ósea, y Alicia vino y donó mientras mecía el cochecito donde estaba su bebé, pues vino con él para que desde bien pequeño empezara a codearse con los más solidarios!

En total hubieron 7 personas que donaron durante mi cumpleaños, por lo tanto salvamos 21 vidas!!! No puedo estar más feliz!!!

GRACIAS a todas esas personas que os acercasteis y a aquellas que quisisteis pero no pudisteis, o los que me habéis propuesto que os acompañe cuando podáis donar para que quede constancia de esta GRAN gesto!!!

GRACIAS, DE VERDAD!!!

f1e76b31-a99b-4b7a-8f2e-77c005037503

 

 

No creo en las capas, pero si en las batas blancas

Captura de pantalla 2019-05-09 a las 0.53.44

Siempre dicen que la realidad supera la ficción, y que conste que yo soy fan de historias fantásticas e irreales pero, señoras y señores, centrémonos un momento y toquemos de pies en el suelo, estamos rodeados de magia que no sale de ningún encantamiento de una bruja, hay personas fantásticas que no solo existen en los cuentos y también existen personajes de carne y hueso que salvan vidas pero no llevan capas, sino batas blancas.

Ayer, 12 de mayo, fue el día mundial de la enfermería, y en vez de volver a meteros la chapa de todo lo que significa esta profesión para mí, he decidido presentaros a unos enfermeros y a su nuevo proyecto DE BATA BLANCA

Los “papás” de este proyecto son tres enfermeros, Adolfo, Jorge y Ángel y un diseñador gráfico, Dani, con el que crean un tándem perfecto.

¿Qué es DE BATA BLANCA?

“De bata blanca” es como hemos bautizado nuestro proyecto, ya que con este nombre incluimos a todo el personal sanitario como parte del colectivo al que queremos llegar. En él combinamos nuestra pasión por la profesión y nuestra visión un poco más irreverente de lo que pasa en los pasillos de los hospitales. Porque aunque tengamos la profesión más bonita del mundo no siempre es todo de color de rosa. 

Nos encontramos con la necesidad de crear una serie de productos para diferenciarnos ya que todos vamos con el mismo uniforme. Todo lo que había en el mercado hasta la fecha era muy cursi y de la misma temática: jeringuillas, tiritas… y quizás demasiado femenino. Estamos saturados de ver diseños con la misma temática hospitalaria, es por este motivo que estuvimos dándole vueltas al asunto y creemos que hemos dado con unos productos para cualquier persona relacionada con el mundo sanitario y con un toque canalla muy necesario.

Pues sí, tenemos un punto canalla y estamos locos por nuestra profesión pero también necesitamos decir “esto no está pagado”, “estamos saturados”, es sano desahogarse y no somos los únicos que pensamos así.

Queremos ser y ofrecer algo diferente y que todos se vean reflejados e identificados.

Welcome to the jungle  hospital es uno de los lemas que se pueden encontrar en nuestros productos, a veces no tenemos ni tiempo para hacer la pausa del café, es una profesión muy sacrificada, como muchas otras relacionadas con el mundo de la sanidad y queremos que se sepa.

Nuestro propósito también es conseguir crear una comunidad donde unir pacientes y profesionales, difundir contenido que pueda interesar a ambos grupos, no solamente diseñar productos y venderlos, esto es solo una pequeña parte de todo lo que queremos lograr.

¿Y cómo acabasteis ejerciendo esta profesión

Adolfo: no tenía ni idea de lo que quería hacer. Empecé a trabajar de celador en un hospital y me gustó mucho el trabajo que hacían los enfermeros y decidí formar parte de esta gran profesión. Sé que pase lo que pase siempre estaré vinculado a esta profesión, pero muchas veces estamos tan saturados que no podemos disfrutar de nuestro trabajo, no tenemos tiempo de empatizar ni de crear un vinculo con el paciente y eso es una lástima. Creo que necesitamos tiempo para poder estar con el paciente, eso forma parte de nuestra labor y de la recuperación del paciente. Ser enfermero es algo que llevas en la mochila para toda la vida.

Jorge: porque me gusta ayudar a la gente. Estudié nutrición y luego enfermería, pero hasta que no estás dentro no te das cuenta de lo duro que es. Hoy en día me sigue gustando ser enfermero pero he sentido la necesidad de darle la vuelta a mi profesión para no dejarme la salud en ella. No sabemos lo que es un festivo, tampoco no podemos estar todo lo que desearíamos estar con nuestra familia… todo esto suma y no quiero perder la ilusión de ayudar a la gente y creo que con este proyecto también estamos haciendo enfermería, compartiendo contenido de interés, dando visibilidad a nuestro trabajo. Nunca podré dejar mi trabajo porque nunca se deja de ser enfermero.

Ángel: lo mismo que Adolfo, por accidente. Quería estudiar turismo porque me encanta tener trato con la gente, pero las mates no era lo mío y eso me hizo replantarme mi futuro. Enfermería también se caracteriza por tener que estar constantemente en contacto con las personas (y siempre me han gustado las series del mundo sanitario– dice bromeando). Quiero recalcar que no te sientes bien cuando no puedes estar por el paciente todo el tiempo que tu crees que se merece, pero es que a veces no podemos dar más porque no damos más de si… Y aunque inicialmente fuera una elección por accidente no me arrepiento de nada, estoy orgulloso y contento de haber elegido esta profesión y es algo que quiero tener toda la vida.

Tienen muy claras sus metas, donde quieren que llegue su proyecto pero no os hago spoileres, eso ya lo presenciareis vosotros mismos. Estamos motivados, dicen, tenemos la intención de revolucionar el mundo sanitario, queremos darle la vuelta, dar valor a nuestra profesión y a todo lo que hacemos. Somos enfermeros y emprendedores y para ser ambas cosas hay que estar un poco loco. Se ríen, pero creo que no les falta razón.

de bata blanca copia

Jorge, Adolfo, una servidora y Ángel (esperemos que en el próximo encuentro pueda conocer a Dani!)