Test: ¿llegas al gramo de locura?

image1 (2)

Según los expertos, bueno, según yo, la cantidad exacta de locura que se recomienda para ser feliz es un gramo. La locura sana, la locura es sana, la locura “lo cura” prácticamente todo.

Y es por eso, porque me preocupo por vuestra felicidad eterna, que he realizado este test, junto a importantísimos científicos de las universidades más prestigiosas del mundo, para que podáis medir vuestro nivel. Como  todo en esta vida, no es bueno ninguno de los extremos: no es bueno morir de aburrimiento, ni cambiar tu chaqueta por una camisa de fuerza…

COMENCEMOS:
-Tu vecino está dando una fiesta, por el ruido de tacones que se oye en el rellano no paran de llegar nuevos invitados, o sea que la bromita va para largo. La música hace temblar el cabezal de tu cama y rezas para que los siguientes en temblar no sean los cuadros que cuelgan encima de tu cabeza. Cuando parecía que ya habías caído en los brazos de Morfeo te vuelven a despertar los gritos de uno de ellos haciendo un brindis. Es imposible pegar ojo. ¿Como reaccionas?:

1. Aunque lo que más te apetecería sería hacerle tragar la copa de cristal a ese que no para de encontrar excusas para brindar, vas al baño en busca del botiquín y te metes algodón en las orejas como si no hubiera un mañana (la otra opción era meterse un tampax en cada oreja pero van muy caros oye). Quizás cuando amanezcas se te habrán incrustado los “tapones improvisados” y tendrás que ir a urgencias, pero tampoco tenías nada mejor que hacer.

2. No puedes ir a aporrear la puerta del maldito vecino con estas pintas. Es posible que cuando el borracho de turno te abra la puerta y te vea con tu pijama de felpa color azul, las zapatillas de Los Minions y la pasta de dientes colocada estratégicamente encima de cada grano de tu frente para lograr que se sequen, piense que eres el Monstruo de las Galletas que se ha escapado de Barrio Sésamo. Solo hay una posible solución: hacer una llamadita anónima a tus “amigos” los polis. Los llamas tanto que ya los tienes entre tus favoritos.

3. No te enteras de que tu vecino ha montado un fiestón hasta que vuelves a casa después de otra fiesta. Es posible que haya ido a invitarte pero claro, tú no estabas… No acabas ni de meter la llave en tu cerradura que ya das media vuelta y te presentas en casa de tu nuevo amigo. Mientras uno te prepara una copa, tú te encargas de poner musicón de verdad, y cuando llega la hora de desayunar, los invitas a todos a tu casa: ¡tengo churros en el congelador!

4. No aguantas más, y mira que te has fundido todos los tranquilizantes que tenías en la mesita de noche. NADIE, O SEA, NADIE que interrumpa tu sueño en el que secuestrabas a esa estrella de Hollywood y la atabas al cabezal de tu cama para obligarla a que se enamoráse de ti, merece vivir. Decides dejar abierto el gas. ¿No querían una fiesta explosiva? Pues venga.

-Tienes una reunión importantísima y el coche te acaba de dejar tirado en medio de una rotonda muy transitada. Si a veces te has preguntado como puede ser el infierno, ahora tienes la oportunidad de hacerte una vaga idea:

1. Te encierras a cal y canto en el coche, te da miedo que los que te están pitando y acordándose de tu madre, abandonen sus vehículos e intenten entrar en tu coche. Te sientes como el protagonista de una peli de zombies. Van a por ti. Llamas a la grúa llorando y te pones la chaqueta en la cabeza para no tener que ver otra vez como alguien te hace un gesto muy feo con los brazos.

2. Estás a punto de dejar el coche abandonado en medio de esa rotonda para poder llegar a tiempo a la reunión. ¿Porque tarda tanto en llegar la maldita grúa? El tiempo se te está echando encima y no te queda otra que participar en la reunión a través de una llamada telefónica. Mientras hablas con unos de tus jefes, y sonríes estúpidamente como si ellos fueran a verte, le muestras el dedo anular a uno que te acaba de golpear la ventanilla, y no, no lo haces para mostrarle ningún anillo. Vaya por Dios, te das cuenta que era el señor de la grúa.

3. No tienes coche y aun menos carnet. Te gastaste el dinero que tus padres te habían dado para pagar la autoescuela en invitar a bravas y cervezas a los chicos y chicas que conociste el primer y último día de clase. Como te consideras un poco desastre y a veces impuntual, hace dos horas que estás de tapas en un bar al lado de la oficina donde tienes la reunión. Te has escaqueado un poco antes de tus quehaceres y has liado a un amigo para que te hiciera compañía y te ayude a calmar los nervios. Te lo estabas pasando tan bien que has estado a punto de llegar tarde a la cita…

4. Te retiraron el carnet ese día que le dijiste a un urbano “¡Que te digo que el semáforo estaba en verde! ¿o es que no estabas en el cole el día que enseñaron los colores? Eres más tonto que escupir para arriba y ponerse debajo”  ¿te acuerdas? Pero da igual, porque no tienes que asistir a ninguna reunión, no tienes trabajo porque te despidieron una vez más cuando le agarraste de los pelos a la chica que se te había colado en la cola de las fotocopias. Así que bien por ti…

-Tienes una cita con una persona que has conocido en una aplicación de “ligoteo”, ¿te atreves a presentarte?
1. (Modo sarcasmo activado) “Si claro, para que me mate, me corte en pedacitos bien pequeñitos y los meta en congelador para ir usándolos a su antojo y darle más sabor al caldo. ¿Cueces o enriqueces?”

2. Bueno… Conoces a gente que ha quedado con extraños y no les ha pasado nada, pero tú sigues dudando. Finalmente decides que solo acudirás si tienes ropa interior limpia para ponerte.

3. Es posible que no puedas acudir ya que para impresionar a esa persona te apuntaste a clases de “Pol dance”, caíste de la barra y te diste de morros contra el suelo. Cuando sonríes se te nota que te faltan tres dientes.

4. Desde que te pusieron la quinta orden de alejamiento ya no crees en el amor. No quieres ni oír a hablar de “citas a ciegas”, debe de ser super incómodo llegar al restaurante con los ojos vendados.

-Un conocido tuyo, que no es mucho de fiar ya que no cumple el perfil de persona “normal”, ha compartido este test en Facebook:

1. Como lo ha compartido esa persona ya ni prestas atención, y encima lees por encima algo de “locura”. Uy, quita, quita, debe ser algo pecaminoso.

2. “Que pesaditos están todos ahora con los blogs y con el temita de compartirlos, ¿y esta del gramo de que va? ¿De graciosita? Debe de ser una chorrada como una casa, ya entré una vez y no era nada del otro mundo… Bah, tengo cosas mejor que hacer, como ahora trabajar… A ver, estos informes que no están acabados, ni casi empezados, no los tengo que presentar hasta dentro de 10 minutos, así que tengo tiempo de sobras para… Emmm… ¿DONDE ESTÁ EL LINK DEL TEST?”

3. Como estás suscrito a http://www.ungramodelocura.com no te hace falta esperar a que alguien se digne a compartir los post. Pero como eres TAN buena persona lo compartirás en tu muro, ¡las cosas buenas hay que darlas a conocer! Y a ver cuando vuelve a subir un video a Youtube la tia, que se abre un canal, cuelga un video y se queda más ancha que larga… Pero como también estás suscrito al canal no te queda otra que esperar…

https://www.youtube.com/channel/UCBOj5HDdgCVaSQROqDKhIGw

4. Ahora mismo no tienes ordenador y no puedes conectarte a internet, ya que el otro día entró una mosca por la ventana y se lo tiraste para matarla. No, no la mataste. “AHHHHH PUTA MOSCA, LA ODIO!!!”

RESULTADOS:
Mayoría de 1. ERES UNA PERSONA DEMASIADO CUERDA, de hecho yo me lo haría mirar, no quiero alarmarte pero no pasas de los 250 miligramos de locura en sangre y eso es peligroso. Te recomiendo leerte este blog cada lunes y tomar nota de algunas ideas. Si algún día acabas en la cárcel no me hago responsable.
Mayoría de 2. MEDIO GRAMITO DE LOCURA. Se te va la pinza de vez en cuando aunque vayas por el mundo creyendo que eres “normal”, pero en tu interior bailan casi 500 miligramos de locura concentrada y cuando pasan por el corazón, el cerebro, o alguna otra parte importante que a veces te hace decidir… PATAM, la lías parda. No eres ni chicha ni “limoná”, ni blanco, ni negro, ni moro, ni cristiano… ¡Decídete ya y pásate al lado oscuro! Hazlo por ti, por tu salud, y por los que te rodean.
Mayoría de 3. ENHORABUENA (O NO…) TIENES 1000 mg DE LOCURA, o lo que es lo mismo, UN GRAMO DE LOCURA. Tú vives la vida y ella te vive a ti. Para ti no existe la lógica, ni las normas, ni el sentido común, sigues tus propias reglas que prácticamente consisten en trasmitir felicidad y en ignorar lo malo que se te presente, aunque a veces cueste… Sigue así!!!
Mayoría de 4. A ver, como decirlo delicadamente para no ponerte nervioso y sobretodo para que no te enfades conmigo… ¿Has oído a hablar de unos señores que tienen unos sofás muuuy cómodos y te invitan a tumbarte para que les cuentes lo primero que te pasa por la cabeza? Pide cita y suerte en la vida.

Anuncios

2 comentarios en “Test: ¿llegas al gramo de locura?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s