Espectador VS protagonista

espectador1

La luz del sol cada día se funde antes, ¿alguien no ha pagado la factura? o puede que hayan saltado los plomos, lo típico que suele pasar durante estos días de calor sofocante cuando todo hijo de vecino enciende el aire condicionado para simular un pequeño Polo Norte en su hogar y la electricidad se va a tomar viento.

También podría ser que esto no vaya de morosos ni de sobrecarga en el circuito eléctrico donde está enchufado nuestro sol, quizás esto sea un tema de contratos: pues al verano ya se le está acabando el suyo. Es lo que pasa cuando firmas contratos temporales…

¿Y eso va a influir en nuestras vidas? Sí, pero para bien… si el sol ha decidido descansar, ha llegado el momento de encender los focos, los más potentes que encontremos, los que puedan iluminar todo aquello que tenga importancia a nuestro alrededor. Así es como llevan décadas haciéndolo las grandes producciones de Hollywood, la luz natural está sobrevalorada, el foco va allá donde tu vayas y no se deja tapar por nubarrones malintencionados. Llegó el momento, preparen la claqueta, enfoquen mi mejor perfil (si es que tengo alguno bueno) y… ACCIÓN!!!

Damas y caballeros, bienvenidos al estreno de esta nueva temporada de la serie de vuestras vidas, no, seguramente Netflix no nos comprará los derechos y es posible que todo lo que nos suceda no salga en la gran pantalla, pero no hay excusa para no esforzarse en el guión, para no buscar escenas de humor, de amor, de éxitos excitantes… y sí, es posible que se nos cuele alguna que otra escena dramática que dará un giro inesperado a nuestra trama (por favor, intentad que el drama no sea el tema principal de nuestra serie, no queremos protagonizar un culebrón de bajo coste lleno de celos, traición, gritos y peinados horrendos).

¿Que esto de ser el prota no os convence? A ver, es cierto que el protagonista muchas veces suele cagarla con mayúsculas, que toma decisiones equivocadas y que no pasa nada desapercibido cuando hace el ridículo… Pero también tenéis la opción de quedaros comiendo palomitas en el sofá con la batamanta, y ser un mero espectador que observa la vida de los demás y la critica como si él puedira hacerlo mejor. Demuéstralo pues, desde casa es difícil fastidiarla, sigues el guión que alguien escribió para ti al pie de la letra y eres un gran figurante. Una preciosa marioneta que que jamás se caerá porque siempre estará sujeta por unas cuerdas… pero esas cuerdas tampoco la dejarán llegar lejos. ¿Y si tomamos las riendas de todo e intentamos hacer una superproducción con lo que tenemos al abasto? Créete una estrella, tu eres el maldito protagonista, que no te venga la Marilyn de turno y te convierta en un segundón. Ah no.

Arriba el telón, el show está a punto de comenzar. Hazlo. No le des más vueltas, actúa, es tu serie y tu decides como será el fin de temporada. ¿Apostarás por un final feliz o tenemos que irnos a comprar kleenex?

¿Y tú que harás, representarás el papel de tu vida como si todo te fuera en ello o te quedarás embobado delante de una pantalla esperando a que los demás llenen tus días?

espectadpr2

Anuncios