Todas hemos querido ser putas

 

Y que nadie me lleve la contraria porque no la creeré, es un hecho y no se puede negar, todas la mujeres, cuando han visto Pretty Woman, han deseado ser las protagonistas de esa historia TAN real. ¿Y a que se dedicaba Julia Roberts en esa película? Correcto, a la prostitución, por lo tanto es un HECHO (y no se admite el inicio de ningún tipo de debate) que todas las mujeres han deseado en algún momento de un sábado noche ( porque la suelen dar los sábados noches como alternativa para los que no salen de fiesta a dejarse el sueldo en cubatas) ser putas (o “piu piu”, como las llamaba mi abuelo).

Qué bonito tema para finalizar la Semana Santa Tanit, pues si, ahora me diréis que en la Biblia no se habla del oficio más antiguo desde que el mundo es mundo. Todos estaréis pensando en la más famosa del libro con más ediciones de la historia : Maria Magdalena. Jesús logró que dejara su oscuro pasado a un lado, que recapacitara y salvara su alma. Edward Lewis (Richard Gere) también logra esa azaña con la pelirroja que le hacía compañía durante una semana por 3.000 dólares en el hotel más lujos de Beverly Hills. Aunque sabemos que lo que lo llevó a sacarla de las calles no fue la fe sino el amor.

Pretty Woman, una de las películas más románticas del siglo XX cumple 25 años. Pero no era la primera historia de amor en la que uno de los protagonistas estuviera relacionado con ser una persona de moral distraída, sino fijémonos en Desayuno con diamantes donde tanto él como ella tenían un “curioso” historial.

Forman ya parte de la historia del cine escenas de esta película como las compras en Rodeo Drive y su BSO. Cuando oímos la frase “Háganos la pelota porque vamos a gastar aquí una cantidad indecente de dinero” provoca a la mayoría de mujeres unos calores (o caloret) difícil de superar comparado con cualquier sueño erótico. Otra frase célebre podría ser la de “Me meo de gusto en las bragas” después de ver la Traviata (otra prostituta con un un final menos feliz) que él traduce cortésmente a una señora de la ópera como “Dice que la música de la Traviata la embriaga”.

No nos enfadaríamos si Richard Gere nos hiciera la broma de cerrarnos la caja del collar de brillantes con nuestra mano dentro antes de cogerlo, incluso dejaría que me la amputara, total, quién se fijaría en ella con semejante brillo alrededor de mi cuello? (aunque supongo que no me enfadaría con nadie que me hiciera esa broma, creo que nunca lo sabré por eso).

Lo miremos como lo miremos el truco del éxito es muy sencillo: no se trata de una puta y un hombre rico en realidad, sino de un apuesto caballero que rescata a su princesa, subiendo por una escalera de incendios con un ramo de flores prometiéndole felicidad eterna, aunque fue ella quien lo salvó a él.

Anuncios

2 comentarios en “Todas hemos querido ser putas

  1. Todas queremos ser la dulce Bibian …y k nos lleven a carreras de caballos con el embajador…o k nos recojan en un hotel y nos lleven a la opera en el jet privado….xo como bien dices tu….todo@s buscamos a esa pareja k x unos instantes nos haga sentir único@s….. Y no x tener una enfermedad crónica sino porque nos quieran tal y como somos…” te lo juro nena….tu serás para mi…….princesa”

    Le gusta a 1 persona

  2. Ays nena, ya sabes que yo soy rara, jejejeej y los hombres desde hace unos años fus fus jajajjajaj yo prefiero al Richard Gere de “Bailamos” creo que es asi el titulo, bueno rara que es una jaajajajaaja

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s